12
Feb

Sobre la Crisis Global, 2ra. parte (Claudio Lara Cortés)

claudiolaracortesLa actual crisis económica es inédita en muchos sentidos, por lo que no puede confundirse con una crisis cíclica más. Una de sus particularidades es el decisivo rol que ha jugado el Estado en su gestación y desarrollo. Atención especial merecen las importantes transformaciones acaecidas en las relaciones entre Estado y economía así como entre los propios Estados ‘nacionales’, durante el rápido crecimiento de las finanzas globales de las últimas dos décadas.
Por una parte, es sabido que en casi todas las economías la intervención estatal fue decisiva en la desregulación de las finanzas, la que se inscribía en una política económica sujeta a los intereses del capital financiero. Igualmente relevante, aunque no tan obvia, ha sido la expansión de las necesidades de préstamo del Estado, especialmente en Estados Unidos y Japón. La masa de activos transados en los mercados financieros incluyó de manera creciente instrumentos de deuda estatal, alimentando
así la hipertrofia financiera.
Pero también el Estado, sobre todo en Estados Unidos, proporcionó liquidez a los bancos privados a bajísimas tasas de interés. En este país ello ocurrió a través de la Reserva Federal, subsidiándolos directamente con crédito público, incluyendo a los bancos de inversión antes que colapsaran. Asimismo, canjeó bonos del gobierno norteamericano por bonos de respaldo de hipotecas ‘basura’, asumiendo
parte del riesgo de la deuda ‘tóxica’ inmobiliaria. De este modo, los ‘inversionistas’ que apostaron a la especulación en Wall Street, epicentro de la actual crisis, lo hicieron con un riesgo mínimo y seguros que serían ‘rescatados’ por el propio Estado en caso de quiebra.
Por otra parte, también se han alterado las relaciones entre los mismos Estados ‘nacionales’.
Aproximadamente desde el año 2000, un número significativo de países subdesarrollados y en especial los llamados ‘emergentes’, han logrado inmensos excedentes en sus cuentas corrientes que han tenido como resultado una impresionante acumulación de reservas internacionales.

Asia es la región dominante, donde sólo las reservas de China superaron los 1.5 trillones de dólares en 2007. Mientras en América Latina, países como México y Brasil también han visto crecer rápidamente
sus reservas. Entre 2000 y 2007, ellas crecieron desde 35.5 billones de dólares
a 180.1 billones de dólares en México y desde 31.5 billones de dólares a 180.1 billones de dólares en el caso de Brasil.
Estas mayores reservas estarían ayudando a estos países a defender la estabilidad de los tipos de cambio y a protegerse contra la repentina salida de capitales. Esta situación sin precedentes sirvió de base a la ‘teoría del desacople’ que sostenía que los países en desarrollo no se verían mayormente afectados por la crisis financiera.

Por lo demás, esta situación difería claramente de los momentos previos a las sucesivas crisis que vivieron muchos países subdesarrollados y ‘emergentes’ en los años noventa, cuando se encontraban extremadamente vulnerables debido a que no contaban con reservas suficientes para protegerse de los grandes déficit que arrastraban en sus cuentas corrientes. Una vez que estalló la crisis, primero en el Este asiático y luego en otros países, los capitales privados abandonaron precipitadamente sus economías y sus monedas colapsaron.
El error de la ‘teoría del desacople’ fue no entender que desde el estallido de la burbuja inmobiliaria en agosto de 2007 estamos frente a una crisis financiera y económica de naturaleza global. Es cierto que los países subdesarrollados han visto incrementada su participación en los circuitos financieros mundiales en expansión, pero igualmente lo es que no han podido escapar a la desigualdad intrínseca de estos movimientos y a sus diferentes tasas de rentabilidad.

Los activos financieros totales, como porcentaje del Producto Geográfico Bruto (PGB) mundial, han crecido vertiginosamente en las décadas recientes, desde un 109% en 1980 a 201% en 1990, y luego a 346% en 2006. Cabe destacar que en esta ola expansiva los activos de los países en desarrollo ascendieron desde 3.9 trillones de dólares a 23.6 trillones de dólares sólo entre 1995 y 2006, o de 6% a 14% del total mundial.
Esta creciente participación de estos países en las finanzas mundiales contempla además las grandes corrientes de capitales crediticios y de cartera que arribaron a sus economías en búsqueda de elevadas rentabilidades. Por el contrario, los flujos de capital de los países subdesarrollados, incluso mayores que los anteriores dadas sus enormes reservas, se han dirigido hacia los países industrializados, particularmente a Estados Unidos, obteniendo bajas rentabilidades.
En efecto, el stock de bonos del tesoro norteamericano creció desde casi 2.5 trillones de dólares en marzo 2000 a casi 3.5 trillones en junio 2007. En este mismo lapso, las posesiones de los bancos centrales ‘extranjeros’ en tales bonos aumentaron desde 0.5 trillones de dólares a 1.5 trillones de dólares (para representar sobre el 40% del total). Claro que estas compras han tenido un significativo impacto monetario al ayudar a bajar los rendimientos de largo plazo de los bonos de deuda norteamericanos –explicando precisamente las bajas rentabilidades antes mencionadas-, lo que además estimuló un ambiente de bajas tasas de interés que estableció las bases para la burbuja inmobiliaria y la consiguiente crisis financiera y económica mundial.

En definitiva, el resultado ha sido el empréstito neto que han hecho los países pobres a los países ricos a cambio de bajísimos retornos, siendo Estados Unidos el principal beneficiado. De acuerdo a algunos analistas, los costos en invertir en tales activos subvaluados han sido significativos,
estimándose las pérdidas en torno al 1% del PGB de los países en desarrollo.
Todavía más, de manera paralela a la acumulación de enormes reservas, estos países han venido promoviendo, bajo los auspicios del FMI, el cambio de deuda pública externa por deuda interna, a financiarse por el capital financiero local. En 1995 dicha deuda era casi el 9% de la que tenían los países desarrollados, pero en 2005 se disparó a casi 35%. En otras palabras, estos países se endeudan internamente mientras ‘invierten’ cada vez más en los principales centros financieros mundiales. Las razones de este ‘absurdo’ estarían en que se han visto obligados a ‘esterilizar’ el impacto monetario de sus ganancias de divisas y de influjos de capital para mantener las ‘metas de inflación’. Es decir, se ha recurrido a financiamiento interno no para impulsar la inversión doméstica sino para mantener la inflación a niveles mínimos como exige la Banca Central.
Irónicamente, dicho absurdo neoliberal ha colocado al Estado en un rol destacado en las finanzas globales a pesar de su discurso anti-estatista, a la que se agrega hoy la responsabilidad de salvar al capitalismo de los capitalistas más emprendedores mediante gigantescos rescates financiados con recursos públicos.

C. Lara Cortés es economista chileno, docente en la Universidad Arcis (Santiago), integrante del directorio de SEPLA y editor de la revista Economía Crítica y Desarrollo.

11
Feb

[Música de Aquí] La Chauchita...

Juan Carlos Terán, el M E S Z T H I X Z O, en una impecable canción, que le hace sentir a uno orgulloso de ser ecuatoriano y saber que existen ecuatorianos de esta laya... Todo hay que decirlo, el vídeo, aunque está bien diseñado, merecía un mejor argumento, como el de la minería, digamos.

LAM

11
Feb

Declaración de la Asamblea de los Movimientos que luchan por superar la dominación de la Deuda Externa

La Asamblea de los Movimientos que trabajan la problemática de la Deuda fue realizada el 1ro de febrero en el contexto del día de las alianzas en el FSM 2009 de Belém, con la participación de varias organizaciones y redes con una fuerte presencia de organizaciones miembros de Jubileo Sur y de la red CADTM. las conclusiones que aquí se presentan reflejan la posición de múltiples redes y movimientos anti-deuda que están ya en un importante proceso de convergencia marcado por la declaración del FSM de Nairobi en enero 2007 lanzando la Campaña Internacional Sur-Norte frente a la Deuda Ilegítima, la publicación de un boletín común sobre deuda ilegítima, la realización cada año de una Semana de Acción Global contra la Deuda y las Instituciones Financieras Internacionales, la reciente realización de un seminario común de estudio y estrategias en Quito en septiembre del 2008 y la coordinación en el apoyo de iniciativas y campañas concretas como el desarrollo de procesos de auditoría.

I. Los desafíos de la coyuntura internacional

Los movimientos y campañas anti-deuda presentes han caracterizado la actual coyuntura y los desafíos que tenemos que enfrentar:

A. A pesar de una masiva propaganda sobre los programas de condonación y de alivio de deuda iniciados por el BM y el FMI (HIPC I, HIPC II, PRSP), por el G8 (MDRI) y algunos bancos regionales, o por amplios proyectos de canje, la cuestión de la deuda sigue siendo una vía importante de salida de capitales y recursos del Sur hacia el Norte y de imposición de políticas según el interés de los prestadores. El Sur sigue sangrando con niveles de transferencia que avecinan los 400 mil millones de dólares anuales sólo en capitales.

B. Paralelamente a esta hemorragia asistimos a un rápido aumento de la deuda pública interna. Esto genera un flujo importante de recursos públicos que se inserta dentro de los mismos mecanismos, muchas veces controlados por los mismos actores, que se benefician de los flujos generados por el servicio de la deuda pública externa, manteniendo la dependencia financiera de nuestras economías y aparatos productivos.

C. La rápida reducción de los precios de las materias primas estratégicas en el mercado mundial y el agravamiento de las condiciones de refinanciamiento de la deuda externa de los países del Sur, junto con nuevos préstamos empujados sobre los países del Sur con el argumento de que son necesarios para superar las crisis, anuncian una nueva crisis de la deuda que amenaza a corto plazo a muchos países del Sur, incluyendo en Suramérica a Argentina y Ecuador y a mediano y largo plazo a países como Brasil y Venezuela a pesar de los altos niveles de reservas internacionales netas acumulados por ellos.

D. La profunda crisis del sistema capitalista anuncia tiempos de dificultades crecientes para los países del Sur y para las clases trabajadoras en el Norte. Como siempre se van a buscar nuevas decisiones y mecanismos institucionales para que los pueblos y países del Sur y las personas viviendo en situación de pobreza en el Norte paguen esta crisis generada por el afán ilimitado de acumulación y los procesos irresponsables de desregulación y de hyper-financierización del juego económico. Los aumentos en los flujos de pago de la deuda, el desempleo y la masificación de la pobreza, el dramático aumento de la cantidad de hambrientos y desnutridos en nuestros países que ya estamos viviendo son consecuencias directas de estas estrategias en las cuales la deuda y su re-estructuración juega un papel fundamental.

E. La abundancia escandalosa de liquidez liberada por los gobiernos de los países dominantes del sistema contrastan con los ínfimos 100 mil millones aplicados en la última década para intentar resolver la crisis aún pendiente de endeudamiento, y los relativamente módicos recursos necesarios - 80 mil millones invertidos cada año durante 10 años según los estimados de las Naciones Unidas - para que la humanidad haga pasos significativos en la resolución de los problemas sociales más agudos (desnutrición, analfabetismo, déficit en los servicios de salud pública y de educación, vivienda…) No podemos permitir que sigue este tipo de gestión absurda y suicida de los recursos que provienen del trabajo de los Pueblos.

F. La respuesta de las clases dominantes de los países del Norte frente a la grave crisis actual va en la dirección de reforzar el capital financiero transnacionalizado y aumentar los flujos especulativos. Por ejemplo recientemente se ha creado en Londres un nuevo mercado especulativo sobre la venta de las emisiones de carbono.

G. La reciente elección de Barack Obama que subleva olas importantes de esperanza no cambiará nada de substancial a la orientación de la política económica en Estados Unidos cuando consideramos la composición del gabinete económico del nuevo presidente dominado entre otros por Paul Volker, Larry Summers que jugaron un papel determinante en montar la política económica del imperio que desemboca en la grave crisis actual.

H. El esfuerzo desplegado para utilizar al G20, que además ha demostrado ya su inoperatividad para solventar la crisis, es inaceptable para nuestros pueblos. Constituye una maniobra para esconder las fuentes fundamentales de la crisis y seguir marginalizando a los pueblos y países del Sur de los espacios de decisión. Rechazamos en particular las propuestas que están debatiendo en el sentido de reforzar el mandato y los recursos del FMI, del BM y de los bancos regionales de desarrollo que han sido responsables por la actual crisis.


II. Las respuestas de los Pueblos y de nuestros movimientos frente a la coyuntura actual

A. Subrayamos con satisfacción la creciente convergencia entre los movimientos anti-deuda que están decidido a consolidar una plataforma común de acciones y de luchas, respetando las diferencias que aún les caracterizan.

B. En el frente de la deuda nuestros movimientos han hecho avances muy significativos desde el punto de vista conceptual, político, ideológico y estratégico. Pasamos de la reivindicación de la condonación de la deuda externa a la bandera de la ilegitimidad de la deuda; de campañas que se concentraban sobre la deuda financiera a acciones y campañas que implican una visión más amplia integrando las dimensiones financieras, históricas, sociales y ecológicas. Además nuestras campañas están consiguiendo niveles mayores de intercambio y convergencia con las luchas contra el libre-comercio, la militarización, la criminalización de las protestas sociales, las transnacionales y los agro combustibles y para la defensa de la soberanía alimentaria, de nuestros territorios y de la justicia climática.

C. A partir de la movilización social, empieza a haber respuestas gubernamentales. Entre ellas, subrayamos el hecho que el Gobierno de Noruega reconoció el carácter irresponsable de parte de la deuda reclamada a varios países del Sur y en consecuencia anuló los reclamos pendientes.

D. El impulso de auditorias integrales y participativas de los procesos de endeudamiento está progresando rápidamente. Aplaudimos la realización de la auditoria por el gobierno ecuatoriano, que al final de un año de investigaciones obtuvo resultados contundentes demostrando de manera magistral el carácter ilegítimo, fraudulento, ilegal y criminal de la deuda reclamada al Ecuador. Aplaudimos también la decisión de suspender el pago sobre algunos tramos de deuda por su probada ilegitimidad. Llamamos al Gobierno de Rafael Correa de seguir obrando en consecuencia con las conclusiones de la Comisión de Auditoría Integral del Crédito Público (CAIC) y de poner en marcha un proceso de repudio en defensa de los derechos de los pueblos del Ecuador. Esto ultimo por supuesto tendría un valor de ejemplo y de motivación para que los países del Sur construyan un frente de No pago de la deuda externa ilegítima, exigiendo la sanción de los culpables y reparación de los crímenes.

E. Apoyamos la decisión del Presidente Fernando Lugo de lanzar el proceso de auditoría de la deuda binacional de Itaipú, entre Paraguay y Brasil,para crear nuevas condiciones en el proceso de desarrollo en Paraguay y sentar una base para la generación de relaciones de justicia, soberanía y solidaridad, entre los dos pueblos y países.

F. Apoyamos la reciente decisión del Congreso brasileño de formar una Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) sobre el proceso de endeudamiento de este país. Es un paso decisivo hacia la implementación de una auditoria en uno de los países que ha pagado impresionantes volúmenes de plata por concepto de pago adelantado y por el servicio a la deuda a pesar de la movilización que incluyó una Consulta Popular cuando seis millones de brasileños y brasileñas reclamaron la suspensión de todo pago hasta no cumplirse la exigencia constitucional de una auditoria, y la investigación ciudadana que ha podido documentar las numerosas violaciones de la legalidad constitucional y de las convenciones internacionales en la gestión de la deuda pública brasileña.

G. Iniciativas similares se están implementando en varios países e instancias regionales, tanto en el Sur como en el Norte, y encontrarán todas el apoyo firme e entusiasta de nuestros movimientos para avanzar en el proceso de liberación de la esclavitud de la deuda. Los compromisos anunciados por los gobiernos de Bolivia y Venezuela, las buenas noticias de las resoluciones del Parlamento Europeo, del aparato legislativo en Zimbawe y en Bélgica, entre otras, confirman que estamos viviendo tiempos nuevos con un inicio de reconocimiento de la violencia destructiva de la deuda y que es posible confrontarla. Es también importante destacar el inicio de auditorias ciudadanas en países como Filipinas, Mali e Indonesia, entre otros. Sean éstas oficiales, parlamentarias, o ciudadanas, las auditorias deben ser emprendidas en un ambiente de amplia movilización, reconociendo que son herramientas de lucha y no fines en sí mismo.

H. Protestamos contra la vergonzosa campaña de calumnias lanzada contra nuestros compañeros María Lucia Fatorelli, Marcos Arruda, y otros, por las clases dominantes de Brasil a través de los artículos de O Globo que tratan de manchar la reputación de personas que siempre han defendido los intereses del pueblo brasileño. Llamamos a todas nuestras organizaciones a defenderles a ellos y a todas las personas que aportan sus conocimientos en la realización de las auditorías y otras acciones tendientes a establecer justicia. La verdad sobre los procesos de saqueo de nuestras riquezas a través del proceso de endeudamiento debe ser expuesta a la luz pública, los responsables sancionados y los pueblos y países afectados reparados.

I. Aplaudimos los múltiples esfuerzos llevados a cabo por nuestros movimientos en el contexto de la realización de ciclos de tribunales populares que han permitido pasos importantes en el frente de la caracterización de las deudas financieras, históricas, sociales y ecológicas. Las recientes ediciones de Tribunales de los Pueblos en Viena (2006), Nuevo Delhi (2007), La Haya (2007), Lima (abril 2008 ), Colombia (agosto 2008) y durante el FSA III de Guatemala (octubre 2008), entre otras, han facilitado la colección de una impresionante documentación poniendo en evidencia los múltiples crímenes de las empresas transnacionales contra nuestros Pueblos, con el apoyo de las insitituciones financieras internacionales y el fuerte endeudamiento de los países del Sur. Estas actividades que se desarrollan con una metodología participativa asociada con las luchas de los movimientos indígenas para la defensa de la Pacha Mama y de sus territorios, entre otras, constituyen avances muy significativos que anuncian victorias en la protección de nuestros bienes comunes contra el avasallador proceso de mercantilización del capitalismo y el reino de la impunidad.


III. Nuestras prioridades para los próximos meses

A. Llamamos a todos los movimientos a sumar esfuerzos en un amplio proceso de luchas con la bandera del no pago de deudas ilegítimas y de restitución y reparaciones, lo que constituye una herramienta estratégica en el objetivo de profundizar la lucha contra la impunidad y abrir caminos para aumentar los flujos de recursos y de capitales del Norte hacia el Sur de nuestra planeta en el contexto de un firme proceso de redistribución de la riqueza empezando a corregir las dramáticas consecuencias de más de 527 años de saqueo.

B. Llamamos a todos nuestros movimientos a participar en la Semana de acción del 28 de marzo al 4 de abril, contra el G20 y sus propuestas de reforma del sistema y de las instituciones financieras mundiales que solo apuntan a profundizar la lógica de saqueo y concentración. Es necesario profundizar el debate y la movilización, sobre todo en los países del Sur global, acerca del desarrollo de alternativas que conllevan a una verdadera soberanía financiera. Asimismo, alertar y denunciar el peligroso proceso de refortalecimiento del FMI, el BM y los demás bancos regionales como respuesta a la coyuntura actual de crisis.

C. Saludamos la iniciativa de Jubileo Sur, la Alianza de Pueblos del Sur Acreedores de la Deuda Histórica, Social y Ecológica y el Consejo Mundial de Iglesias de realizar en los próximos meses un Tribunal de los Pueblos sobre Deuda Ecológica, y llamamos a todos los movimientos y organizaciones a apoyar y participar activamente en su preparación y seguimiento. Sobre todo en el contexto actual de los procesos de destrucción ecológica, incluyendo la profundización del modelo extractivista, privatizador y mercantilizador de los recursos de la vida como el agua, la tierra, el aire, y reconociendo de la necesidad de restaurar y reparar la Deuda Ecológica del Norte para con el Sur, para enfrentar el cambio climático, la realización de este Tribunal abrirá nuevos escenarios de lucha teniendo presente quienes son los verdaderos acreedores.

D. Llamamos a todos los movimientos y organizaciones a participar como en años anteriores en la Semana de Acción Global contra la Deuda y las IFIs, a realizarse del 7 al 15 de octubre 2009, uniendo fuerzas para seguir ampliando y dinamizando la Campaña Internacional Sur-Norte frente a la Deuda Ilegítima y aprovechando para consolidar los vínculos con otros movimientos y luchas, incluyendo en particular las luchas por la Soberanía Alimentaria y Energética, por la Justicia Climática, por la Igualdad de Género, contra el Libre Comercio, la Militarización y la Criminalización. En ese marco, nos sumamos al Llamado global a realizar una Jornada de lucha en defensa de la Pachamama el 12 de octubre y convocamos a todos nuestros movimientos a participar.

E. Llamamos a todos los movimientos y organizaciones a desarrollar una activa campaña contra el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que celebra a finales del mes de marzo en Medellín su 50 aniversario. Es una excelente ocasión para que digamos ¡50 años Basta, Reparaciones Ya! y para desenmascarar las políticas del BID que constituyen uno de los pilares del sistema de dominación imperialista en nuestro continente promoviendo, promocionando y desarrollando proyectos, programas y acciones en la lógica del consenso de Washington. Llamamos a desatar un proceso de movilización en Medellín y en todos nuestros países y a realizar múltiples estudios de casos participativos que permiten documentar, repudiar, exigir reparaciones y sanciones por los crímenes del BID contra los pueblos de nuestra Abya Yala.

F. Llamamos a los Gobiernos implicados en el proyecto del Banco del Sur de acelerar la implementación de este nuevo instrumento institucional que debe estructurar en una lógica completamente distinta a las reglas de la actual arquitectura financiera mundial que está al servicio de los capitales transnacionales. El Banco del Sur debe ser un instrumento al servicio del desarrollo de nuestros países en la lógica de una integración solidaria de nuestros pueblos. Debe convertirse en un instrumento estratégico de recuperación de la soberanía financiera capaz de superar la logica capitalista que utiliza el endeudamiento como instrumento de dominación de nuestros países, junto con otras innovaciones en el sistema financiero regional. Es urgente que se resuelvan los obstáculos que impiden la concretización de un proyecto tan importante para el futuro de nuestros Pueblos.

G. Llamamos a todos los movimientos de las Américas a movilizarse para participar desde su país, desde su región o directamente en la importante Cumbre de los Pueblos que tendrá lugar en Puerto España / Trinidad y Tobago del 16 al 18 de abril. Esta cumbre debe ser un momento de reafirmación de lo que conquistamos en las anteriores ediciones desde 1998 en adelante. Profundizaremos nuestros logros hacia la transformación de nuestras sociedades (como está ocurriendo en varios escenarios nacionales) y nos opondremos a todo intento de parte de Estados Unidos y de sus aliados de resucitar el ALCA con los nuevos vestidos y manipulaciones conceptuales hablando de seguridad y prosperidad hemisférica.

H. Llamamos a todos nuestros movimientos a solidarizarse en la lucha por la defensa de los derechos del Pueblo palestino.

I. Llamamos a todos nuestros movimientos a apoyar la Campaña de Solidaridad con el Pueblo de Haití que está luchando para liberarse de la ocupación militar, para obtener la anulación de la deuda externa ilegítima que las IFIs lo reclaman y para la implementación de un proyecto de reconstrucción solidaria. Durante el año 2008 numerosas voces nuevas se alzaron para reclamar la anulación de la deuda reclamada a Haití, que a pesar del deterioro de las condiciones de vida de su población (se calcula que más de 3 millones de personas viven en una inseguridad alimentaria creciente) sigue pagando más de 1 millón de dólares por semana. Asimismo recordamos la importancia de las luchas por la soberanía de los países del Caribe que están todavía colonizados y la reparación de esas deudas históricas.

J. Saludamos los notables éxitos del ALBA especialmente en el campo de la alfabetización, de la salud y de la educación pública. Una integración solidaria desde y con los Pueblos puede generar, en poco tiempo, resultados cualitativos impresionantes en la mejoría de las condiciones de vida. Sin embargo, reconocemos que existen situaciones en las cuales algunos de los acuerdos firmados están siendo desviados de sus objetivos y monopolizados por burocracias corruptas y los beneficios se ven absorbidos por grupos de las oligarquías tradicionales. Por eso los Pueblos deben apropiarse de estos instrumentos que pueden constituir maravillosas herramientas para la inversión social y las investigaciones para cambiar la matriz energética. En este sentido y tal como fue decidido durante la cuarta Asamblea de los Pueblos del Caribe en Cuba y la Reunión de Coordinación de Jubileo Sur/Américas en Managua (julio del 2008 ambas), llamamos a una mayor apropiación de los nuevos acuerdos por nuestros movimientos y convocamos la realización de una cumbre de los movimientos sociales del Caribe y de América Central sobre los acuerdos Petrocaribe y la crisis energética.

El periodo actual es decisivo para el porvenir de nuestros Pueblos y de la humanidad. Debemos impulsar crecientes luchas de masas que cuestionan los fundamentos de los procesos ilegítimos de endeudamiento y del sistema capitalista en su conjunto. Debemos enfrentar la crisis actual del sistema para hacer posible una salida real hacia la concretización de nuevos sistemas de sociedad en donde la soberanía de los pueblos, el buen vivir y la harmonía con la naturaleza sean principios fundantes. Llamamos a los Gobiernos de los países del Sur a constituir rápidamente un amplio frente para el no pago de la deuda financiera ilegítima, reconociendo además su carácter de países acreedores de inmensas deudas históricas, sociales, ecológicas y financieras. Un frente que debe ofrecer espacios de resistencias y de ofensivas. Los Gobiernos de los países del Sur no deben participar a la mascarada del G20 y deben luchar para la emergencia de una nueva arquitectura financiera internacional que responda a los derechos y necesidades básicas de nuestras comunidades, pueblos, países y regiones.

¡Viva la lucha de los Pueblos! ¡No debemos, no pagamos! ¡No queremos pagar la crisis de los ricos! ¡Abajo el capitalismo! ¡Somos los pueblos del Sur los verdaderos acreedores! ¡Reparaciones Ya!

Jubileo Sur/Américas

(Remitido por Margarita Aguinaga)

11
Feb

¡ALERTA! La CAN ha sido herida de muerte

canLa Unión Europea logró su objetivo desintegrador para imponer un tratado de libre comercio a tres países de la Comunidad Andina

La advertencia lanzada en noviembre del 2008 por la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas, CAOI, sobre la desintegración de la Comunidad Andina (CAN) se está cumpliendo: la Unión Europea (UE) está negociando con tres de los cuatro países de la región un mal llamado "Acuerdo de Asociación" (ADA), que en realidad es un Tratado de Libre Comercio (TLC). Esto es en la práctica un golpe mortal para la CAN.

Cuando este ADA fue lanzado, la UE insistió en que la negociación se haría bloque a bloque. Sin embargo, la posición digna del gobierno boliviano (Evo Morales), que no acepta vulneraciones a la soberanía de su país ni a los derechos de sus pueblos, frente a la actitud vergonzosamente entreguista de los gobiernos de Perú (Alan García) y Colombia (Álvaro Uribe) y la inicialmente dubitativa del gobierno ecuatoriano (Rafael Correa), fueron minando este compromiso.

Finalmente, luego de marchas y contramarchas, el gobierno de Rafael Correa cedió a la tentación neoliberal y se unión a sus pares Alan García y Álvaro Uribe, en una inaceptable contradicción con un discurso aparentemente soberano.

Frente a ello, los pueblos indígenas andinos y sus organizaciones, articuladas en la CAOI:

1. Rechazamos la negociación y la firma de un TLC con la UE, sea por acuerdos regionales o por negociaciones bilaterales, porque los TLC vulneran la soberanía de nuestros países, representan el saqueo de los bienes naturales y generan una nueva forma de colonización a través de las empresas multinacionales y el capital financiero.

2. En ese contexto, rechazamos en particular la Ronda de Negociaciones del ADA UE-CAN que se realiza en Bogotá, Colombia, del 9 al 13 de este mes, de manera bilateral, dividiendo a la CAN y petardeando el proceso de integración latinoamericana, así como la ronda que se ha acordado realizar en Lima del 23 de febrero al 5 de marzo.

3. Proponemos, en cambio, una integración desde y para nuestros pueblos, que supere la visión exclusivamente comercial y garantice el Buen Vivir para todos, basado en los principios y prácticas ancestrales de complementariedad, reciprocidad y equidad entre los pueblos y con la Madre Naturaleza. Es decir:

- Integración social, cultural y política desde los pueblos.
- Armonía con la Pachamama.
- Fortalecimiento de las economías comunitarias locales.
- Consulta y consentimiento previo, informado y de buena fe, de cualquier política o inversión que afecte a las comunidades.
- Comercio internacional complementario a los esfuerzos locales, con justicia social y ambiental, respetando la diversidad de visiones de desarrollo.

4. Exigimos al presidente del Ecuador, Rafael Correa, tomar una firme decisión respecto a las negociaciones del TLC con la UE. De no hacerlo, será cómplice de Álvaro Uribe y Alan García en estos graves atentados contra la integración.

5. Demandamos a la Secretaría General de la CAN exponer y explicar el estado de este espacio de integración subregional.

6. Convocamos a los Consejos Consultivos laboral y de los pueblos indígenas de la CAN a pronunciarse sobre este grave atentado contra este organismo.

7. Emplazamos al Parlamento Europeo, Ombusdman Europeo, la izquierda y los partidos verdes de ese continente, así como a los movimientos sindicales, al Foro Social Europeo y las redes que integran Enlazando Alternativas, a definir su postura en relación a este modelo de integración neoliberal.

8. Demandamos a los gobiernos andinos que llamen a referendos o consultas nacionales para que los pueblos se pronuncien respecto a cualquier forma de acuerdo comercial. Llamamos a las organizaciones sociales del área andina a movilizarse para convocar a los referendos.

9. Exigimos a la UE que reconozca la deuda histórica social y ambiental que tiene con nuestros pueblos por los cinco siglos de colonización del Abya Yala.

Lima, 11 de enero del 2009

Coordinación General CAOI
Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador, ECUARUNARI
Consejo nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu, CONAMAQ, Bolivia
Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC
Identidad Territorial Lafkenche, Chile
Confederación Nacional de Comunidades Afectadas por la Minería, CONACAMI, Perú
Organización de Naciones y Pueblos Indígenas de Argentina, ONPIA
Confederación Sindical Única de Trabajadores y Campesinos de Bolivia, CSUTCB
Federación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias Bartolina Sisa, Bolivia
Confederación Campesina del Perú, CCP
Confederación Nacional Agraria, CNA, Perú
Movimiento Cumbre de los Pueblos, Perú

(Se reciben adhesiones: prensa.caoi@gmail.com)

COORDINADORA ANDINA DE ORGANIZACIONES INDÍGENAS – CAOI
Bolivia, Ecuador, Perú, Colombia, Chile, Argentina

*************************************

Minga Informativa de Movimientos Sociales
http://movimientos.org/
9
Feb

Jorge Majfud: El príncipe y la utopía

El derecho natural a la igual-libertad

Nicolás Maquiavelo y Tomas Moro

majfudPodemos decir que el año 68 significó el clímax de los sesenta y a la vez el inicio de su caída abrupta. Pero esta aparente derrota a corto plazo, que se extendió por décadas, fue en realidad un éxito más del humanismo utópico.

Si consideramos la Edad Media y el Renacimiento de las conquistas geográficas y de la consolidación del cupiditas capitalista —avaricia, ambición; el principal atributo del demonio, según la olvidada teología medieval— como valor moral del “espíritu de superación”, podemos observar que los valores exaltados en los sesenta y en todos los movimientos sociales y comunitarios que hicieron y siguen hoy haciendo historia, no son otros que la continuación de los valores de la revolución humanista de los inicios del mismo Renacimiento que, lenta y casi clandestinamente, se ha ido imponiendo a lo largo de la historia y de las geografías del mundo.

Creo que podemos ilustrar esta ambivalencia histórica con dos libros clásicos: por un lado El Príncipe (1513) de Nicolás Maquiavelo y por el otro Utopía (1515) de Tomás Moro, donde la ambición por el oro, como lo será en los posteriores conquistadores de America y lo dejará explicito Guaman Poma de Ayala cien años después­ en sus Cronicas, no era un signo de progreso sino de retardo mental, de primitivismo social. Por el otro lado, el maquiavelismo es más lógico y necesario en un sistema democrático-representativo que en un sistema absolutista, como lo era el de muchos príncipes de la época.

Las Américas, especialmente, fueron desde entonces campos de batalla de estas dos formas de ver y de construir o destruir el mundo: el pragmatismo de la política en el poder y la utopia de los revolucionarios; la practica y la imaginación; el ejercicio de la manipulación del lenguaje para adaptarlo a la realidad y el ejercicio del lenguaje como instrumento de concientización para cambiar la realidad; la creencia de que vivimos en el mejor de los mundos posibles y la protesta y el desafío practico e intelectual de que otro mundo es posible, etc.

Entre los valores de la vertiente humanista iniciada en el siglo XIII podemos anotar la reivindicación del cuerpo —el “espíritu epicúreo” de los aborígenes del nuevo mundo, según Américo Vespucio—, el reconocimiento del otro, llamado estratégicamente minorías aún cuando no lo son, etc. Es decir, toda esa inevitable diversidad de la raza humana que por lo menos desde la historia escrita ha sido en su abrumadora mayoría victima de las fuerzas de la brutalidad política, ideológica, religiosa y militar antes que protagonista principal de su propia evolución.

Pero poco a poco esa humanidad ha ido tomando conciencia de sus derechos a ser protagonista de su historia y conciencia de su fuerza real para serlo. Y aunque sea una verdad incómoda, también debemos tener el valor de reconocer que el inicio o por lo menos la centenaria maduración de esa conciencia que alguna vez fue hereje, radical y subversiva fue responsabilidad de una elite de disidentes. Aquellos hombres de letras que comenzaron por las humanidades y siguieron por las ciencias, aquellos estudiosos de la historia y críticos de la autoridad política, moral y religiosa, fueron el resultado también de la convergencia, además de la pagana tradición griega, de otras largas tradiciones, la judía, la cristiana y la islámica. Pero fueron siempre minorías por fuera del poder de los césares de turno, quienes en principio persiguieron y condenaron a los disidentes y en última instancia se apoderaron de sus discursos para legitimarse ante una realidad que los invadía como una marea. Y así, por ejemplo, destruyeron el humanismo, la utopia del fraternalismo universal del primer cristianismo y siguieron persiguiendo o tratando de integrar a sus filas a los peligrosos disidentes que veían en cada ser humano y en toda la diversidad de las culturas, de las disciplinas y de la historia, al mismo ser humano pugnando por su derecho natural de igual-libertad.

El siglo XX significó un violento choque entre ambas corrientes, el maquiavelismo y el cesarismo por un lado y la rebelión de la utopia por el otro. Solo que no siempre estaba claro ni coincidían las retóricas y las declaraciones de intención con la practica, y así más de una utopía se convirtió en cruda realidad de los cesares y los fariseos de turno. Pero la experiencia humanista que reclamó con los hechos el valor de la igual-libertad continuó adelante, tropezando, cayendo como un Cristo en su via crucis. Detrás del simbólico, real y maldecido 1968 había al menos siete siglos de reflexión y de sangrientas luchas. Pero también, en muchos aspectos, fue una expresión explosiva e inmadura, juvenil en sus propuestas, inocente de sus posibilidades y de las fuerzas reaccionarias que terminarían aplastándolas con la fuerza de las armas y de la propaganda moralista de las instituciones establecidas. Su abrupta caída revela que fue víctima de una poderosa fuerza conservadora. Su lenta e inexorable persistencia revela que no fue simplemente una moda sino una estación más de un largo viaje que ya lleva siglos.

Valores e intereses

Ahora, basado en estas observaciones nos queda una reflexión, que menos que teoría es una hipótesis. Hoy en día ni el más radical antimarxista —digamos un investigador, que no sea un político o un predicador— podría negar la fuerte conexión que existe entre la economía, los procesos de producción —agreguemos, de consumo— con las morales en curso. Por ejemplo, siglos antes de la abolición de la esclavitud en América ya existía la crítica radical de humanistas seculares, ateos y religiosos que rechazaban esta práctica y su correspondiente justificación moral. Pero no fue hasta que la Revolución industrial hizo innecesario y hasta inconveniente la existencia de esclavos en lugar de obreros asalariados que se impuso la moral antiesclavista. Lo mismo podemos observar de la educación universal y de los derechos de la mujer.

Cada vez que un político y alguno de sus religiosos seguidores repiten que lo que importa en política son “los valores”, los valores del político y los valores morales del partido, lo que hacen es confirmar lo contrario. Estos valores son los valores de Maquiavelo, sentimientos morales estratégicamente establecidos por una práctica de dominación a veces imperial, a veces solo domestica. La expresión de “un hombre de valores conservadores” hasta no hace mucho conmovía hasta las lagrimas a la mayoría de la población norteamericana. Tanto que nadie podía contestar a esa fanática convicción, que en la práctica significaba mandar ejércitos a invadir países para mantener “nuestro estilo de vida” imponiéndole a los bárbaros de la periferia, por las malas cuando no por las buenas, “nuestro humanismo democrático”.

Sin embargo, por otro lado, si vemos desde el punto de vista histórico, podemos destilar un factor común. Hay valores que sobreviven a los imperios, que se sobreponen y sobrepasan cualquier sistema económico, político y militar. Son valores de liberación pero también son valores de opresión. Es decir, esos valores no dependen de la circunstancia y de los intereses del momento. Con el tiempo el mismo poder hegemónico debe manipularlos ante su propia incapacidad de contradecirlos. Es decir, el lobo debe vestirse de cordero ya que no puede convencer a los corderos de que es bueno. La expresión del poder es en última instancia siempre directa —una invasión, por ejemplo— pero en estado normal siempre recurre a la legitimación moral. El poder siempre se oculta, el poder siempre se viste de lo que no es y esa es su principal estrategia de perpetración.

Podemos decir, entonces, que los valores morales están fuertemente condicionados por un sistema de producción y al mismo tiempo sirven para justificarlos y reproducirlos. Pero al mismo tiempo no, pueden trascenderlo. El mismo sistema capitalista ha pasado por diversas etapas, como la era industrial y la postindustrial, la era de consumo, la era digital, etc. y, sin embargo, los valores que llamamos humanistas continúan su marcha inexorable. Con frecuentes rebeliones, con más frecuentes reacciones, pero inexorable al fin.

Sé que mi viejo maestro Ernesto Sábato dirá lo contrario; que, como en el paradigma religioso, todo tiempo pasado fue mejor; que desde el Renacimiento el hombre se ha cosificado, corrompido, deshumanizado. Pero no es del todo verdad. Basta echar una mirada a la historia y también veremos opresiones, esclavitud, violaciones, violencia física y lo que es peor, violencia moral, ignorancia del derecho a la igual-libertad, pueblos reventados, individuos sobreviviendo a duras penas hasta los cuarenta años. Críticos como él también son parte de una conciencia humanista y su pesimismo se debe a las altas expectativas de su sensibilidad intelectual, más que a los retrocesos de la historia.

Para llegar a los logros que podemos contar hoy en día, sean pocos o muchos, hubo que pasar por muchos mayos del 68, revelándose contra el dolor o contra la autoridad arbitraria, alzándose por el derecho a la vida individual y colectiva, reclamando, siempre reclamando hasta la última gota el derecho a la desobediencia y a la vida en toda su plenitud, a la igual-libertad.

-Jorge Majfud, Lincoln University

9
Feb

Rubén Darío Buitrón: Asesinato de imagen

rubendariobuitron¿Asesinato de imagen? El ex Ministro, antes de abandonar su cargo, se declaró víctima en un proceso que, según él, “se llama asesinato de imagen y es parte de la comunicación moderna”.

Se nota que el ex Ministro conoce de filología y lingüística. Y que, también, conoce cómo se ejecutan en el terreno ese tipo de categorías semánticas. Y que, además, en el despacho desde donde ejercía sus funciones seguramente manejaba con soltura ese tipo de mecanismos.

Asesinar una imagen es una herramienta que se basa en estrategias diseñadas para golpear la reputación de una institución, un funcionario o un ciudadano.

En las campañas electorales, donde los valores morales solo sirven para la demagogia, aquella estrategia suele funcionar muy bien: en tanto se desprestigia al adversario suben los bonos de quien, desde la sombra, auspicia el descrédito y la descalificación.

¿Es posible asesinar una imagen desde los medios de comunicación? Sí, lo es. Si los periodistas no trabajamos bajo el rigor de la ética, el respeto y el apego a los principios filosóficos y democráticos, una imagen puede quedar enterrada para siempre.

Pero esa ofensiva comunicacional no solamente se puede ejecutar desde la prensa. Un líder también puede hacerlo, y con mayor eficacia si se trata de un político o un régimen con altos niveles de credibilidad.

El Gobierno del presidente Rafael Correa ha intentado ser contundente en sus asesinatos de imagen. Con el apoyo de una millonaria y sistemática campaña que incluye una omnipresencia múltiple y permanente en todos los espacios mediáticos, ha venido liquidando uno por uno a quienes, según esa estrategia, obstaculizaban o bloqueaban su proyecto de posicionamiento.

Aquellas tácticas -es fácil descifrarlas- se basan en dos etapas: la primera, golpear intensamente la reputación y la credibilidad del adversario; la segunda, posicionarse en el imaginario social como la única alternativa para cambiar una realidad oprobiosa e injusta de la cual, presuntamente, son cómplices todos aquellos a los que se fustiga, ataca y, finalmente, liquida. No hay matices: la clave es generalizar.

Las técnicas más sofisticadas para asesinar imágenes suelen tener objetivos que desbordan la coyuntura. Por eso, el resultado más rotundo se obtiene cuando se borra de la escena pública a todas aquellas personas, funcionarios o instituciones que impidan consolidar un proyecto específico donde otras personas, funcionarios o instituciones pretenden sacar ventaja de la ausencia de la imagen asesinada.

“Con la vara que mides serás medido”, solían repetir los abuelos para guiar nuestra conducta y nuestros principios. Y esa forma de medir se aplica tanto en la vida como en la política.

9
Feb

Juan Paz y Miño: Bicentenario y política

pazyminoNo hay duda que la vida política y la situación de la economía son los dos grandes ejes que llenan las informaciones y el ambiente nacional. Ahora, con la inscripción de todas las candidaturas, los políticos “revivirán” como figuras centrales de los noticieros, para bien o para mal del país. Y me inclino a pensar que para mal. Porque el discurso de los políticos ecuatorianos (mas todavía conociendo a algunitos…), será nuevamente el tradicional: ofrecimientos de cambio, ataques interpersonales, halagos para el pueblo, autoproclama de ser los “verdaderos” representantes de los intereses nacionales, etc. y, sobre todo, ataques al gobierno, porque sin esa condición, corren el riesgo de ser acusados como “gobiernistas” o por lo menos “continuistas”.

Esa “cultura política” del Ecuador es una herencia del pasado y no será fácil revertirla. Debieran cambiar una serie de estructuras del país, para que los políticos adquieran racionalidad analítica, sustento argumental, proposiciones objetivas y, ante todo, fundamentos basados en un mínimo conocimiento histórico. El lenguaje y los métodos populistas, por ejemplo, no cambiarán mientras la pobreza, la miseria, el subempleo y el desempleo continúen como realidades condicionantes para el discurso “ofertista” de los candidatos.

Siendo este el Año del Bicentenario del 10 de Agosto de 1809, ¿qué valor le dan los políticos? Hace cien años, Eloy Alfaro tomó con seriedad la fecha. La celebró como elemento base de la identidad nacional. Dejó en claro que era la fecha magna de la patria. El monumento a la Independencia, en la Plaza Grande de Quito, quedó como homenaje simbólico, junto a otros monumentos y programas. En 1900, el Himno, la Bandera y el Escudo que tiene el Ecuador fueron consagrados, en forma definitiva, por Alfaro.

Los conceptos de soberanía popular, representación de los pueblos, autonomía, e independencia, el pensamiento ilustrado, la edificación del primer Estado con ejecutivo, legislativo, judicial y ejército propios, la primera Constitución, una amplia movilización popular, el ejemplo en Hispanoamérica, la lucha por la libertad, el sentido de identidad nacional y hasta la dolorosa muerte de los grandes próceres, constituyen los hitos históricos del proceso revolucionario entre 1809-1812. No se puede explicar la Independencia del Ecuador, concluida trece años más tarde, sin la Revolución del 10 de Agosto de 1809. Las revoluciones de Guayaquil y Cuenca solo se produjeron una década más tarde (1820), porque cuando se levantó Quito, ambas ciudades armaron tropas para someterla, defender al Rey y a la autoridad española.

Las luchas políticas del presente siguen movilizando conceptos, valores y esperanzas iniciados en 1809. El Bicentenario es una fiesta nacional. Y política, también. ¿Cómo la celebrarán los candidatos y políticos? Lo peor sería que hagan caso a ciertos escritores regionalistas que niegan la Revolución del 10 de Agosto de 1809, que reniegan de Bolívar y que han tenido algún éxito en convencer que la “única” revolución exitosa nació en 1820.

2
Feb

Declaración de la Asamblea de los movimientos sociales, FSM 2009 – Belém

NO VAMOS A PAGAR POR LA CRISIS, QUE LA PAGUEN LOS RICOS
Para hacer frente a la crisis son necesarias alternativas anticapitalistas, antiracistas, anti-imperialistas, feministas, ecológicas y socialistas

Los movimientos sociales del mundo nos hemos reunido con ocasión de la celebración del 9º FSM en Belém, en la Amazonia donde los pueblos resisten a la usurpación de la naturaleza, sus territorios y su cultura.
Estamos en América Latina donde en las últimas décadas se ha dado el reencuentro entre los movimientos sociales y los movimientos indígenas que desde su cosmovisión cuestionan radicalmente el sistema capitalista; y en los últimos años ha conocido luchas sociales muy radicales que condujeron al derrocamiento de gobiernos neoliberales y el surgimiento de gobiernos que han llevado a cabo reformas positivas como la nacionalización de sectores vitales de la economia y reformas constitucionales democráticas.

En este contexto, los movimientos sociales de America latina han actuado de forma acertada: apoyar las medidas positivas que adoptan estos gobiernos, manteniendo su independencia y su capacidad de crítica en relación a ellos. Esas experiencias nos ayudarán a reforzar la firme resistencia de los pueblos contra la política de los gobiernos, de las grandes empresas y los banqueros que están descargando los efectos de esta crisis sobre las espaldas de las y los oprimidos.

En la actualidad los movimientos sociales a escala planetaria afrontamos un desafió de alcance histórico. La crisis capitalista internacional que impacta a la humanidad se expresa en varios planos : es una crisis alimentaría, financiera, económica, climática, energética, migratoria..., de civilización, que viene a la par de la crisis del orden y las estructuras políticas internacionales.

Estamos ante una crisis global provocada por el capitalismo que no tiene salida dentro de este sistema. Todas las medidas adoptadas para salir de la crisis sólo buscan socializar las pérdidas para asegurar la supervivencia de un sistema basado en la privatización de sectores estratégicos de la economía, de los servicios públicos, de los recursos naturales y energéticos, la mercantilización de la vida y la explotación del trabajo y de la naturaleza, así como la transferencia de recursos de la periferia al centro y de los trabajadores y trabajadoras a la clase capitalista.

Este sistema se rige por la explotación, la competencia exarcebada, la promoción del interés privado individual en detrimento del colectivo y la acumulación frenética de riqueza por un puñado de acaudalados. Genera guerras sangrientas, alimenta la xenofobia, el racismo y los extremismos religiosos; agudiza la opresión de las mujeres e incrementa la criminalización de los movimientos sociales. En el cuadro de estas crisis, los derechos de los pueblos son sistemáticamente negados.
La salvaje agresión del gobierno israelí contra el pueblo palestino, violando el derecho internacional, constituye un crimen de guerra, un crimen contra la humanidad y un símbolo de esta negación que también sufren otros pueblos del mundo.

Para hacer frente a esta crisis es necesario ir a la raíz de los problemas y avanzar los más rápidamente posible hacia la construcción de una alternativa radical que erradique el sistema capitalista y la dominación patriarcal.

Es necesario construir una sociedad basada en la satisfacción de las necesidades sociales y el respeto de los derechos de la naturaleza, asi como en la participación popular en un contexto de plenas libertades políticas. Es necesario garantizar la vigencia de todos los tratados internacionales sobre los derechos civiles, políticos, sociales y culturales (individuales y colectivos), que son indivisibles.

En este camino tenemos que luchar, impulsando la más amplia movilización popular, por una serie de medidas urgentes como:

- La nacionalización de la banca sin indemnización y bajo control social

- Reducción del tiempo de trabajo sin reducción del salario

- Medidas para garantizar la soberanía alimentaria y enérgetica

- Poner fin a las guerras, retirar las tropas de ocupación y desmantelar las bases militares extranjeras

- Reconocer la soberanía y autonomía de los pueblos, garantizando el derecho a la autodeterminación

- Garantizar el derecho a la tierra, territorio, trabajo, educación y salud para todas y todos

- Democratizar los medios de comunicación y de conocimiento

El proceso de emancipación social que persigue el proyecto ecologista, socialista y feminista del siglo 21 aspira a liberar a la sociedad de la dominación que ejercen los capitalistas sobre los grandes medios de producción, comunicación y servicios, apoyando formas de propiedad de interés social: pequeña propiedad territorial familiar, propiedad pública, propiedad cooperativa, propiedad comunal y colectiva…

Esta alternativa debe ser feminista porque resulta imposible construir una sociedad basada en la justicia social y la igualdad de derechos si la mitad de la humanidad es oprimida y explotada.

Por último, nos comprometemos a enriquecer el proceso de la construcción de la sociedad basada en el “buen vivir” reconociendo el protagonismo y la aportación de los pueblos indígenas.

Los movimientos sociales estamos ante una ocasión histórica para desarrollar iniciativas de emancipación a escala internacional. Sólo la lucha social de masas puede sacar al pueblo de la crisis. Para impulsarla es necesario desarrollar un trabajo de base de concienciación y movilización.

El desafió para los movimientos sociales es lograr la convergencia de las movilizaciones globales a escala planetaria y reforzar nuestra capacidad de acción favoreciendo la convergencia de todos los movimientos que buscan resistir todas las formas de opresión y explotación.

Para ello nos comprometemos a:

* Desarrollar una semana de acción global contra el capitalismo y la guerra del 28 de marzo al 4 de abril 2009:

* Movilización contra el G-20 el 28 de marzo;

* Movilización contra la guerra y la crisis el 30 de marzo;

* Día de solidaridad con el pueblo palestino impulsando el boicot, las desinversiones y sanciones contra Israel, el 30 de marzo;

* Movilización contra la OTAN en su 60 aniversario 4 de abril;
etc.

* Fortalecer las movilizaciones que desarrollamos anualmente:
- 8 de marzo: Día internacional de la Mujer
- 17 de abril: Día Internacional por la Soberanía Alimentaria
- 1 de Mayo: Día Internacional de los trabajadores y trabajadoras
- 12 de octubre: Movilización Global de lucha por la Madre Tierra contra la colonización y la mercantilización de la Vida

* Impulsar las agendas de resistencia contra la cumbre del G-8 en Cerdeña, la cumbre climática en Copenhaguen, la cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago...

Respondamos a la crisis con soluciones radicales e iniciativas emancipatorias.

Esta vergonzosa impunidad debe terminar. Los movimientos sociales reafirman aquí su activo sostén a la lucha del pueblo palestino así como todas las acciones de los pueblos del mundo contra la opresión.

2
Feb

LA PRESIDENTA DE CHILE, MICHELLE BACHELET ADHIERE A LA MARCHA MUNDIAL POR LA PAZ Y LA NO VIOLENCIA

hirschybachelet

Tomás Hirsch y Michelle Bachelet

La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, adhirió a la próxima Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia. La misma se desarrollará durante el último trimestre de este año y culminará el 2 de enero de 2010 en el límite cordillerano de Chile y Argentina. Bachelet se comprometió a difundir y participar de la Marcha. En la foto se la vé junto al vocero del Humanismo en Latinoamérica, Tomas Hirsch.

La Primer Mandataria chilena, recibió al Vocero del Humanismo en América Latina, Tomás Hirsch, quién fuera su competidor en las elecciones que la llevaron al Palacio de la Moneda.

Según se informó se trató de una reunion muy cálida, de poco mas de una hora de duracion, En la oportunidad, Hirsch le informó sobre la realización de la próxima Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia a la que la Presidenta de Chile adhirió.

Pronto se conocerá un video que preparará con su equipo de prensa en la que expresará publicamente su adhesion y hará una convocatoria invitando a otros a sumarse. Ademas recibirá en el Palacio de Gobierno al Coordinador Mundial de la Marcha en los próximos meses.

Bachelet recibirá a los marchantes cuando lleguen a Santiago el 29 de Diciembre proximo y también intentara participar de un vuelo a la Antartida con la Fuerza Aerea de Chile.

En el encuentro, el Vocero Humanista le realizó diversas propuestas para apoyar la Marcha, entre ellas la posibilidad de invitar a otros Presidentes de la region Latinoamericana. y apoyar la posibilidad de un encuentro de militares de alto nivel de la region latinoamericana en relacion al tema de la Paz, el desarme y la desnuclearizacion.

Finalmente, Michelle Bachelet designó un enlace de alto nivel de su gobierno para coordinar todas las acciones que pueda apoyar el Gobierno de Chile en relacion a la Marcha, a la que dijo apoyará con resolucion ya que considera el tema del desarme nucelar, la paz y la No Violencia, como temas de grann trascendencia y con los que se siente profundamente motivada a apoyar e impulsar.

Fuente:http://www.nacionhumana.org/index.php?option=com_content&task=view&id=584&Itemid=1

Remitido por Carlos Crespo

2
Feb

Juan Paz y Miño: La economía: otra esfera del poder

pazyminoLas políticas económicas y el modelo “aperturista” que mantuvo el país, no son los que se sigue desde 2007. Y eso, obviamente, provoca reacciones. A menudo, los analistas y periodistas de opinión más visibles en las líneas “críticas”, olvidan que las confrontaciones políticas también se libran en el campo económico. Es otra lucha por el poder. Aquello de que existen medidas “técnicas” inocuas, no es cierto. No solo lo demuestra la historia del pensamiento y la teoría económica, sino, con más fuerza aún, la propia historia ecuatoriana.

Librecambio y proteccionismo se confrontaron desde la época de la Independencia. Bolívar confiaba en medidas proteccionistas, mientras Santander creía en los mercados libres. Cuando Alfaro intentó la industrialización del Ecuador y para ello la adopción de medidas arancelarias proteccionistas, la reacción de los comerciantes guayaquileños y de los agroexportadores, no se hizo esperar.

La Revolución Juliana (1925) centralizó las rentas, dictó medidas proteccionistas, intentó el fomento industrial, impuso por primera vez el impuesto a la renta, creó el Banco Central y las primeras instituciones estatales para la acción económica. Le resistieron los banqueros y los grandes comerciantes.

Hay ejemplos más cercanos. En el marco de la Alianza para el Progreso y los principios de la CEPAL, la Junta Militar (1963-1966) reaccionaria, represiva y proimperialista, ejecutó, en cambio, una serie de transformaciones estructurales: reforma agraria, impulso industrial, proteccionismo. Cuando intentó la reforma de los aranceles para afectar las importaciones suntuarias, los comerciantes, principalmente en Guayaquil, libraron las “guerras del arancel” y la Junta cayó. Cuando el general Guillermo Rodríguez Lara (1972-1976) reformó aranceles y pasó de la Lista 1 (bienes necesarios) a la Lista 2 (bienes suntuarios) una serie de productos, los comerciantes armaron su guerra económica. El levantamiento del general Raúl González Alvear el “32 de agosto” de 1975 (1 de septiembre, porque la dictadura prohibió hablar de ese día), en mucho se explica por esas intrigas.

Inaugurada la democracia en 1979, el gobierno de Osvaldo Hurtado (1981-1984) fijó aranceles y limitó ciertas importaciones (incluidos vehículos). Se dijo que no obraba con medidas “técnicas”, que subiría el contrabando y se arruinaría la producción interna. Las cámaras de la producción eran activísimas en acusar a Hurtado como “comunista”.

El proteccionismo bajo el gobierno de Rafael Correa no es distinto al de otras épocas. Pero sí es diferente dejar de sujetarse al FMI, imponer el interés nacional a la banca privada, restaurar el papel económico del Estado, abandonar los supuestos del “mercado libre” y dejar de seguir los dictados de las cámaras de la producción. Si algo ha enseñado la historia es que para comprender la economía también hay que descifrar el juego de fuerzas sociales por el poder. Hay que preguntarse quiénes y bajo qué intereses económicos reaccionan o se ubican en torno a las medidas que toma un gobierno.

Back to Top