Facebook RSS
Home ¿La prensa privada en peligro de extinción?

¿La prensa privada en peligro de extinción?

flash backup tool software respaldo datos

¿Está la prensa privada en peligro de extinción?

Por Luis Alberto Mendieta

Al parecer, el caso Teleamazonas ha dividido a la opinión pública de todo el país, y en especial a quienes de un modo u otro participan en el accionar político y social de Quito. En Guayaquil, fortín de la derecha, se nota un apoyo mayor hacia este medio de comunicación, por varias razones, en especial políticas, además de los intereses de grupo.

Por debajo, subyace notoriamente el guión de los adversarios del gobierno, que en líneas generales consiste en capitalizar situaciones como esta con estrepitosas campañas noticiosas [1] realizadas en los medios de comunicación propiedad de sus amigos y/o socios comerciales, que manejan precisamente los medios de mayor audiencia del país. En esta vez, le tocó el turno a la “libertad de prensa”, uno de los tantos leit motiv que la CIA tiene en su guión de maniobras políticas para hacer su voluntad a ultranza, y que por alguna extraña razón, la derecha reproduce al pie de la letra, como si la sacara de un manual o recibiera instrucciones precisas de alguien.

Debo hacer varias reflexiones respecto a los antecedentes, experiencias personales, hechos incontrastables y mi visión personal de la prensa ecuatoriana (y sin duda universal) de cara al futuro. Utilizaré el caso Teleamazonas porque es un excelente ejemplo de lo que ocurre en los medios de comunicación de un modo u otro, pero siempre bajo la misma visión, misión y manipulación de los valores morales, puestos al servicio de la Empresa Privada. No concluiré el presente artículo sin dejar constancia de mi preocupación por el cariz que tomaría el escenario nacional, sin una prensa de oposición a la que puedan acudir  intelectuales, políticos y quien tenga acceso a ella[2], en caso de ser necesario.

 

Breves antecedentes históricos.

Teleamazonas.

Salió al aire un 22 de febrero de 1974, como el primer canal que transmitía imágenes a color en nuestro país. En aquella época, las únicas alternativas de información eran la radio y la prensa escrita, y los tres medios eran (y siguen siendo) DE UNA SOLA VÍA, es decir, no existe manera de que los usuarios del servicio puedan replicar en tiempo real a la información que el medio transmite. El detalle interesante es que, al contrario, es decir desde el punto de vista del medio de información, este llega a miles, cientos de miles y hasta millones de usuarios, a los que puede informar (y exponer de manera privilegiada su opinión personal) a diario, o con la frecuencia que crea conveniente. Es más delicado aún el caso, cuando se confabulan los intereses de una entidad bancaria con los medios de comunicación, porque aunque inicialmente este canal perteneció al empresario Antonio Granda Centeno, debido a una deuda con el Banco del Pichincha, el canal pasó a manos del banquero Fidel Egas Grijalva, presidente del referido banco [3].

***

 

La prensa escrita.

Esta particularidad de la prensa escrita como medio de una sola vía fue entendida ya en el siglo 18 en varios sitios del planeta como un excelente recurso para influir sobre la opinión pública, sin ningún compromiso para recoger, a cambio, el criterio tanto de sus lectores como el de las personas de las que se hablaba en el medio de comunicación, de modo que su editor tenía, como suele decirse, “la sartén por el mango”, y en su mano estaba el publicar lo que a su juicio, o el de los intereses que representaba, era más conveniente. Fue así como los políticos empezaron a influenciar la opinión de los periódicos, merced a su amistad con los propietarios de estos, que inicialmente fueron pequeños empresarios en su mayoría, y que acogieron complacidos (no en todos los casos, debido a la tendencia política del dueño del periódico y/o sus intereses particulares) un mayor acercamiento al poder y todos los beneficios que tal hecho conlleva.

Más tarde, ya entrado el siglo 20, los grandes empresarios y las corporaciones entendieron que los medios de comunicación tenían un enorme potencial económico que, unido a la influencia política subyacente, podían crear un poder tan grande, que los mismos poderes constituidos podrían tambalearse y hasta caer, por su sola influencia. Fue en esas circunstancias en que apareció la radio y años más tarde la televisión, como medios de comunicación que pasaron a reforzar aquello que pasó a denominarse “Cuarto Poder”, en referencia (y no muy sutil advertencia) a los tres poderes que los sistemas políticos de las naciones suelen tener (ejecutivo, legislativo y judicial). [4]

Es entonces crucial entender que desde su inicio, los medios de comunicación han sido:

  1. Una tribuna desde la cual sus propietarios y/o sus allegados han difundido la información que convenía a sus intereses, soslayando lo inconveniente y publicando únicamente la opinión de sus aduladores, creando incluso enfoques difusos de moral y ética, según conveniencia, pudiendo llegar a convertir la verdad en mentira y viceversa, usando falacias maquilladas y verdades a medias.
  2. Un canal de comunicación de UNA SOLA VÍA, que facilita la difusión masiva de la opinión de UNA SOLA PERSONA, o la de los intereses que representa, en detrimento de la opinión generalizada, invisibilizándola a tal punto, que acaba desapareciendo a favor de la opinión del comunicador. Uno de los casos más deleznables, pero útil como ejemplo del poder de la prensa es el de la “campaña de demonización o desprestigio”.
  3. Un negocio rentable y como tal, instrumento que debe responder a los intereses de sus dueños, que por ninguna razón arriesgarían poder y posicionamiento social por causa cualquiera, por noble que sea. Toda empresa privada se constituye con fines de lucro: por algo es un negocio, y los negocios se instalan para ganar el mayor dinero posible.

Experiencias personales.

En los difíciles días que siguieron a la caída del coronel Lucio Gutiérrez, Quito se politizó de manera impresionante. No importaba el sitio por donde uno anduviera: en todos lados se comentaba acerca del “siguiente paso”, o las reacciones de quienes nunca estuvieron a favor de la caída del presidente derrocado.

Uno de los foros de debate más populares sobre los destinos del país fue el de las Asambleas Territoriales, que viene a ser la facción menos influyente, en términos políticos, de los denominados “forajidos”. Los más espabilados y con mayor influencia social, se convirtieron más tarde en miembros del gobierno del presidente Correa, que también fue parte de la sublevación, pero a su modo. El partido político Izquierda Democrática, desde la penumbra, influyó mucho en la consumación de los distintos hechos políticos antes y después del 20 de abril de 2005.

En esas circunstancias, fueron notorios dos hechos que conviene recordar:

  1. Los medios de comunicación se negaron a hacer entrevistas a personas concretas, publicar opiniones de cabezas visibles de la rebelión o tomar la protesta ciudadana como un hecho político e histórico, prefiriendo calificarlo como una simple revuelta popular. La cantidad de personas que acudían a las marchas era enorme y era EVIDENTE el despertar de un pueblo harto del sistema. De hecho, trataron de invisibilizar cualquier liderazgo, precisamente con el ánimo de echar tierra sobre el asunto y bajar los ánimos de la población para mantener el statu quo, que tantas ventajas les reportaba hasta entonces. Solo entrevistaron a personajes de la derecha, y siempre tratando de desvirtuar la opinión ciudadana, diluyéndola con editoriales que llamaban al orden y hablaban de democracia y “estado de derecho”. Tan vergonzoso fue el accionar de los medios de comunicación privados (en especial canales de televisión), que sólo cuando las marchas populares fueron multitudinarias empezaron a publicar imágenes de los hechos.
  2. La actitud de varios medios de comunicación ha sido y es de permanente alineación con los intereses de la derecha, lo cual es comprensible, puesto que son parte de ella y de la denominada “clase empresarial”. Pero adicionalmente, toda esta clase se ha plegado a los intereses de la extrema derecha norteamericana, (neocons o neo conservadores) famosa por sus ideas radicales, racistas y totalitarias. Es evidente que hay un diálogo permanente con los medios de comunicación mainstream mundiales que por cierto están controlados por corporaciones cuyos accionistas más influyentes son familias conservadoras de Estados Unidos, de larga raigambre fanática. La impresión que causa la actitud de algunos medios televisivos es de total entrega a un Imperio ajeno, cuyo objetivo único es el Capital, y sus respectivos intereses, naturalmente… Además está la grotesca manipulación de los medios, que apelan (como en el caso de Teleamazonas, que raya en el descaro) a la sensibilidad del televidente con canciones cuidadosamente estudiadas para provocar en él sentimientos de apoyo y solidaridad a su causa, ¡es decir, a la causa de una empresa privada, una organización con fines de lucro!

De seguro habrá quienes afirmen que la prensa es pluralista, pero yo puedo dar testimonio de lo contrario, porque en algún momento formé parte de la Comisión de Comunicación de la Red de Asambleas Territoriales y una de las resoluciones que esta tomó inicialmente, es hacer públicos varios manifiestos y propuestas sobre el sistema democrático, entre otras cosas. Fue obligación nuestra visitar los principales medios de comunicación de Quito y fue allí donde constaté que todas las puertas se habían cerrado, porque ni siquiera se nos permitió dejar simples documentos. En mi caso, se me encomendó, junto con otro compañero, dejar uno de los manifiestos en Teleamazonas, y cuando llegamos para pedir un espacio de opinión, fuimos tratados groseramente y por añadidura ni siquiera se nos permitió pasar de la puerta. El guardia mencionó escuetamente algo como “aquí no son bienvenidos los forajidos” y cerró la ventanilla desde la que nos atendió. Fue entonces cuando empecé a preguntarme hasta qué punto eran “pluralistas” los medios de comunicación. En esa época, a nadie en ese canal le importaba la “libertad de expresión” que tanto buscan ahora cuando son sus intereses empresariales los que están en juego. Todos los ciudadanos tenemos una “mordaza” permanente frente a los medios, porque nuestra voz es conculcada y sólo se nos permite hablar en determinadas circunstancias, bajo el pretexto de costoso tiempo en televisión o cualquier otro medio. Existen maneras creativas de permitir que la gente se exprese, pero simplemente no hay necesidad de ello.

Los hechos incontrastables.

Cualquiera que haya intentado publicar una opinión alejada de los intereses de los medios, rubricará todo lo mencionado sin duda alguna. Son hechos incontrastables y palmarios, que simplemente obedecen a los razonamientos analizados en los antecedentes de este artículo.

Sin embargo queda algo pendiente. Últimamente me he preguntado:

¿Qué pasaría con la prensa “independiente” si un gobierno (cualquier gobierno), asumiera durante varios períodos presidenciales el poder?

La primera respuesta que se me ocurrió es que simplemente NO existe prensa independiente.

Es imposible y absurdo hasta el ridículo pensar en un medio de comunicación privado que NO responda a los intereses de sus dueños, así como es imposible soñar en un medio de comunicación gubernamental que NO obedezca al régimen, a menos que intervengan en él en igualdad de condiciones (como en un auténtico CUARTO PODER), el mayor número posible de fuerzas políticas de la Nación, personificadas por periodistas, políticos e intelectuales que las representen y que influyan en editoriales y artículos de opinión oficial, contrapesando y contrastando la opinión de las distintas tendencias políticas en todo momento, con el fin de democratizar la difusión de información, convirtiéndola en REALMENTE pluralista.

Es evidente que todo sistema democrático moderno deberá meditar en esta posibilidad tarde o temprano, si el interés es realmente permitir que la democracia evolucione. El inconveniente está en que la situación actual facilita a los fanáticos de izquierda y derecha a construir un país Gran Hermano, que permite a unas pocas personas manejar la opinión pública a su antojo, con intereses, como ya se mencionó, puramente egoístas y particulares.

Por otro lado, es iluso pensar en la existencia de una ética periodística, si el periodista es un asalariado del medio de comunicación privado, porque la empresa responde a una lógica empresarial y ésta NUNCA será totalmente compatible con el pluralismo (a menos que le convenga, claro) e incluso, desde la visión del capitalismo salvaje o si se quiere, desde el neoliberalismo, sencillamente es la “ley de la selva” y la moral es un término demasiado difuso en esta realidad, como para tomar en serio el concepto de ética periodística, o aproximarlo a la deontología [5] de manera formal. El mismo sistema capitalista difumina el concepto de deontología por la sencilla razón de su naturaleza egoísta.

Por todo lo dicho, no parece tan descabellado el crear un mecanismo democrático que permita un acercamiento (de otro modo imposible en el marco actual, y menos bajo un modelo capitalista), a un sistema de información pública en el que puedan participar, al menos bajo reglas claras, todos los actores posibles, en todos los espacios posibles y con una mínima garantía de veracidad noticiosa.

Eso y abrir espacios dentro de los mismos medios, con más afán constructivo y menos intencionalidad personal y de grupo.

Si, ya sé lo que dirán algunos: utopías, utopías…

 

[1] Abundan ejemplos de campañas cuyo fin es “demonizar” a una persona o grupos de personas, como el caso de las armas químicas que supuestamente Sadam Hussein tenía en su poder, y que finalmente fueron sólo un pretexto para empuñar los pozos petroleros iraquíes.

[2] El problema es precisamente ese: ¿Quiénes tienen acceso a los medios, si el sistema privilegia únicamente intereses personales o de grupo?

[3] Fuente bibliográfica: http://es.wikipedia.org/wiki/Teleamazonas

[4] “Mientes más que La Gaceta”, refrán español. Fuente bibliográfica del tema Prensa Escrita: http://es.wikipedia.org/wiki/Prensa_escrita

[5] Ref: http://es.wikipedia.org/wiki/Deontolog%C3%ADa_profesional

14 de respuestas

  1. William Sánchez Aveiga

    Totalmente de acuerdo con usted Luis Alberto. Qué necesario es un análisis objetivo y franco como el suyo, para que la ciudadanía entienda -sin fanatismos- la situación real.

    Atentos saludos,
    William Sánchez Aveiga

  2. Patricio Villacis

    Gracias por el valioso aporte Luis Alberto, que nos permite, tener una herramienta valiosa para la reflección
    Un abrazo fraterno
    Patricio

  3. Nelson Benitez

    Luis Alberto:
    Es un verdadero privilegio leer tu artículo o mejor, denuncia social; en efecto, el “cuarto poder” del Estado ha sido siempre la prensa amarilla, los medios de difusión colectiva que en nuestros paíseas han estado al servicio de la CIA, las transnacionales, claro, porque “los amos de la propiedad privada, dígase, oligarcas identificados con la rancia derecha, han sometido y siguen sometiendo a los pueblos: DESINFORMANDO,ALIENANDO,siempre desviando la atención o los verdaderos problemas sociales que aquejan al SOBERANO PUEBLO; la cacareada falta de “libertad de expresión”, la conculacación de los derechos del pueblo -léase dueños del país- ya no tiene impacto, menos aún con verdaderas lecciones de capacitación política que das ahora con tu artículo.
    Mil gracias por escribir con bases, bien documentado y más que nada con VALENTIA, PATRIOTISMO una denuncia bien estructurada y no desmentida ni por esos mismos dueños del poder político y de los medios de comunicación, los más recalcitrantes reacionarios de la derecha, la bancocracia y serviles del imperio del mal.

  4. Amira Acosta

    Si Luis Alberto, el “cuarto poder” ha manipulado la verdad de manera tan zafia que es imposible desconocerlo, pero hacía falta una voz bizarra como la tuya que denuncie los atropellos que tras bastidores se cometen. La prensa (toda)ha sido por antonomasía el brazo armado de la derecha, aquel que con engaños ha influido sobre el pensamiento del pueblo llano, ese pueblo que no tiene acceso a la educación personalizada, ese pueblo al que se le envilece con discursos demagogos dichos por quien grita mas fuerte o putea con más gana, ese pueblo al que se legó solamente la ignorancia con vistas a poder manipularlo con discursitos y ofertas ridículas; jamás con realidades que lo rediman de su miseria. Por suerte ahora la voz de la verdad puede ser escuchada por todo el orbe a través de este medio. Deseo que tu lucha sea seguida por gente que de verdad esté inmersa en esta nueva corriente que quiere conseguir un nuevo rumbo para las nuevas generaciones, pero, ahora si, con el estandarte de la dignidad, la honestidad y la verdad en la mano, para que no se repitan los errores del pasado, para que se derrote a los actores de esta comedia que acallaron la verdad cubriéndola con el sucio manto de sus negras mentiras.

  5. Tamara Live

    Mi querido Luis Alberto, desde todos los sectores y desde hace mucho tiempo, quienees recibimos la información que nos da “la prensa libre ecuatoriana”, reclamabamos casi en silencio honradez y valentia, por fin llegó quien les diga – que nos hemos dado cuenta – de su manipulación y que estamos dispuestos a escribir sobre sus lineas, que por cierto dan verguenza.
    Por fin quienes hacen televisión y prensa escrita de mala calidad, no serán los únicos que serán escuchados.

    Un Saludo

    Tamara

  6. Carlos P Paz

    Hola amigos soy nuevo en el blog, que dicho de paso tiene comentarios interesantes como el de Luis Alberto, y si estoy de acuerdo, con lo dicho en su articulo, por cuanto en nuestro pais los medios de comunicación atravez de sus periodistas emiten puntos de vistas o noticias sin verificar las fuentes o fundamentar sus dichos, mas aun que por mandato constitucional estan obligados a hacerlo, pero para mi persección la mayoría de los periodistas no lo hacen, por el hecho que no sean diligentes en su trabajo, sino porque obedecen al todopoderoso dueño del canal, que dicho de paso, como cual meretriz esta del lado del mejor postor político, que sacie su instinto de poder y riqueza, y cuando ven controvertidos sus intereses se escudan en el periodismo independiente y en la libertad de expresión.
    Saludos

    Carlos

  7. Jean Grunauer Calle

    Efecto Morfina

    Cuando el Dr. Julius Hibbert; Doctor del Hospital General de Springfield y médico personal de Homero J. Simpson, inyecta una dosis de morfina al personaje principal de la serie “The Simpsons”; amante de la cerveza y rosquillas y que cuando se acuerda es un hombre devoto de su familia; él se pone en un estado de “tranquilidad, relajación y felicidad total”, porque siempre que ve a su Doctor, le pide morfina?; a que huye, que siente y que deja de sentir.

    El Diccionario Océano Uno define a la morfina como “un alcaloide que se obtiene del opio, su acción más sobresaliente es analgésica (dícese del fármaco que disminuye o inhibe el dolor sin alterar las otras sensaciones nerviosas ni la conciencia) pero en dosis mayores a la fisiológicas produce efectos perjudiciales”.

    En una reunión de amigos, conversando con algunos de ellos sobre la actitud de la mayoría de los ecuatorianos frente a la política, les dije “parece que nos están poniendo morfina en el agua o en los alimentos”; en alusión a nuestra pasividad, miedo o falta de importancia con respecto a este importante tema; siendo su reacción inmediata una enorme carcajada para posteriormente aseverar con su cabeza mi comentario.

    ¿Será real que el gobierno nos esté poniendo morfina en el agua o alimentos? ¿Será esa la razón del desmedido incremento del gasto público? ¿Estarán usando las dosis adecuadas? ¿Será éste analgésico perjudicial a la larga? ¿Será que la abundante propaganda gobiernista es fruto del descubrimiento de una forma de suministrar morfina mediante las ondas televisivas?

    El actual Presidente Constitucional de la República del Ecuador asumió el mandato otorgado por nosotros, el pueblo, en enero del año 2007, han pasado más de dos años y medio; en los cuales si partimos de nuestra premisa, hemos estado expuestos a una constante e intensa dosis de morfina.

    Estas constantes e intensas dosis parece que nos han convertido en personas pasivas, conformistas y temerosas ante todo lo que ha venido sucediendo a nuestro alrededor, situaciones que antes de enero del año 2007 hubieran sido detonantes para que salgamos a la calle a levantar nuestra voz de protesta y exigir rectificaciones; claro que los políticos oportunistas (carroñeros) utilizaron estos espacios y personas para conseguir sus fines que tenían como común denominador derrocar al mandatario de turno.

    El actual Presidente no debe renunciar ni ser renunciado a la fuerza; por así decirlo, porque eso provoca retrocesos en el país; lo que él debe hacer es cambiar el tono y direccionamiento, él es el Presidente de todos y cada uno de los ecuatorianos, de los que votaron y no votamos por él, de los que creen en la revolución ciudadana y de los que no, de los pobres y pelucones, de los que vivimos en este lindo país hasta de los que salieron del mismo en busca de un futuro mejor, por esto, sus planes, objetivos, metas, políticas y estrategias deben no solo buscar sino practicar el BUEN VIVIR para todos y cada de los ciudadanos del Ecuador.

    ¿Qué nos está pasando?

    Pues me reservo el derecho a no opinar por otros ya que cada quien sabe que siente o como vive lo que está pasando, solemos estar acostumbrados a que siempre alguien tenga la BUENA VOLUNTAD de opinar y sentir por nosotros, así que esta vez es nuestra obligación reflexionar ante esta pregunta siempre y cuando sintamos que la morfina nos está afectando al organismo o en el caso sienta que aún no ha afectado resérvese el derecho a opinar para cuando sienta que ésta le está afectando.

    Lo único que puedo concluir, es que la morfina empezó a afectar mi mente y sentidos, es por esto que a partir de hoy no sucumbiré ante mi dosis diaria y así lo haré día tras día.

    Y lo hago por mi hijo quien merece crecer, desarrollarse y realizarse en un país donde la gente opine, piense y sienta como quiera, no en uno donde la gente sea pasiva, conformista y temerosa; esto no es por mi es por él quien al igual que todos nuestros hijos necesitan un futuro mejor, necesitan un BUEN VIVIR.

    Homero Simpson es feliz con su morfina, ¿lo será siempre? ¿le afectará a la larga? ¿lo podremos ser nosotros? ¿será la mejor opción?

    Por Jean Grunauer Calle

  8. Laura

    Yo necesitaba esto para una tarea de politica y sociedad Virreinal,no de esto ni le entendi nada,queria saber que es la politica y sociedad pero no es justo,esta pagina no tiene nada.Que alguien me recomiende una pagina de eso,serian tan amables de decirme.

  9. Laura

    Son las instituciones,personas o medios que ejercen la funcion de socializacion, es decir,que van educando mediante la trasmision de normas y aprendizajes al nino -y en menor medida,tambien en el adulto-,relacionadas con las conductas sociales.

  10. Michel Lituma

    Amigos se condenó a Teleamazonas, por difundir noticias producto de supuestos y que pueden causar daño y conmoción social.
    Nuestro Presidente en cuantas ocasiones ha hecho lo mismo, acaso a él se le impondrá algún tipo de sanción, la más próxima: declaró que se acabarán los problemas energéticos en el país antes del 15 de diciembre, y que en Guayaquil se acabarían los racionamientos (duro unos cuantos días) antes debido a que fue la ciudad más afectada.
    Creo que eso fue una noticia falsa, y que realmente si perjudicó a nuestra sociedad.
    Me pregunto HABRA ALGUN TIPO DE SANCION….
    Se los dejo a Uds.

  11. Andrés Guamán Freire

    Afortunadamente aún existimos ecuatorianos que sin haber caminado tanto en éste territorio tenemos una vision amplia de lo que sucede actualmente, en economía hablamos de efecto zhumir a la aparente especulación, ahi una pregunta no tangencial, acaso para que exista especulación no debe existir un medio para el hecho, pues si, mucho de mi pensamiento gira en torno al efecto que produce el tener todavia mente medieval es decir capitalista, asumir la tarea de vivir un sometimiento mental a los poderes de siempre, (económicos por cierto) muy interesante el haber topado al “cuarto poder”, una industria, que por cierto muy rentable resulta el colocar presidentes, prefectos (caso de Guayaquil) asambleistas(varios casos), no quiero difuminar mas el tema, creo que mi comentario abarco muchos subtemas impresisos, pero es necesario hacer notar que sin mas recelo nos han visto la cara de pendejos. Eugenio Espejo fundo las “PRIMICIAS” en contra de la opresión realista. Ahora se funda un medio privado para conseguir un sitial real e ir en contra de lo mas cercano a la justicia.

  12. William Sánchez Aveiga

    ¿Paranoia, manipulación o verdad?

    Una supuesta conspiración para desestabilizar a su gobierno, denunció hace poco, el presidente Rafael Correa en uno de sus monólogos sabatinos, cuyo origen, hoy se sabe fue un mensaje electrónico emitido por el Mayor del Ejército Diego Cuvi a varios de sus compañeros, lógicamente preocupado por el futuro de la seguridad social de quienes como miembros de fuerzas armadas se encuentran afiliados al (Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA).

    Sin embargo, hoy es de conocimiento público que el texto del mensaje no contiene absolutamente nada que pueda ser interpretado como un acto sedicioso u ofensivo al gobierno, pese a lo cual, los superiores del Mayor Cuvi han decidido sancionarlo con cinco días de arresto, empañando su carrera militar y afectando con esto también a su esposa que convalece de una dura enfermedad, a sus hijos adolescentes y a toda su familia.

    Recordemos que no es la primera vez que el presidente Correa hace declaraciones en este sentido, que luego se comprueba no tienen sustento. Seguramente no faltan ecuatorianos deseosos de verlo fuera de Carondelet, mientras otros aún creen en “su” revolución. Quienes se encuentran en el primer grupo deben considerar lo imprudente que sería romper una vez más la democracia y lo conveniente que sería derrotarlo en las urnas, donde triunfó legítimamente, para lo cual habrán de tener no sólo paciencia sino sabiduría para no ir de lo malo a lo peor.

    Pero, recordemos también que ningún ser humano está sobre otro similar; que es el pueblo conformado por la sumatoria de millones de familias quienes somos los mandantes del presidente; y nada justifica la agresión que se hace a una de ellas, cuyo bienestar debe ser el objetivo supremo de un gobierno que dice de si mismo, ser del pueblo. Quienes tenemos sensibilidad nos solidarizamos con el Mayor Cuvi y su familia, al tiempo que solicitamos al presidente Correa, que la próxima vez piense en las consecuencias de sus declaraciones, pues ellas no deben perjudicar a ninguna familia entre sus mandantes.

    William Sánchez Aveiga

  13. angeles

    es una manera de respeto el comentario del señor yo creo que todos tenemos una fe
    y gracias a ella somos quien somos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *